lunes, 9 de marzo de 2009

¡Bienvenida!

Hay algún periodista deportivo por ahí que hablaba en cierta ocasión de la inercia que un equipo tenía a la hora de perder si pasaba una mala racha o de ganar, como era el caso según él, de los equipos campeones.
Pues todo esto viene a que no estaba yo mu contento con mi examen de religión de primero, más bien, andaba algo cagadillo. Hoy me han dado la nota y al comentarla con mis compis, casi todos me decian: claro que has aprobado, ¡como siempre!.
La verdad es que todavía no he suspendido ningún examen y suelo ser de las notas más altas de entre 40 en primero, y 30 en segundo. Hoy no ha sido menos, 6.3 de los 7 aprobados, solo Quique Burgos me ha superado con un deslumbrante 6.6.
¿Será verdad eso de la inercia ganadora? ¿Seré yo el poseedor de la suerte del campeón?...Si a mis casi 26 añitos me ha dado la cara la fortuna...¡Bienvenida sea!



PD. Mi niña es ya una almendrita. ¡YUHUUUU!